sábado, 15 de diciembre de 2007

Volviendo a empezar: traigo a mi talismán, Leonardo

Tras el intento fallido en Spaces, donde resultó técnicamente imposible, retomo mi idea de crear un blog con mis chorradas. Esperemos que esta vez sea la definitiva.

Retomar algo significa reiniciar viejas costumbres, y una que tengo muy arraigada es lo mucho que me gusta (je je je) mi rosal Leonardo da Vinci (Meilland, 1994).

Se trata de un rosal que podemos incluir en el grupo de los arbustivos modernos, ese cajón de sastre donde cabe todo lo inclasificable. Por la forma del arbusto, no se trata de un floribunda, y, por supuesto, tampoco se trata de un híbrido de té.


Las hojas son más bien pequeñas, muy brillantes, de un tono verde medio. Las flores son de color rosa chicle, globulares, muy llenas de pétalos, más de 80. Tienen un aroma ligero y dulce, quizás algo afrutado.
Duran varias semanas en el arbusto, y muchos días en el jarrón.



Aquí podemos ver una flor abierta por completo. En este estadio, suele tener unos 8 cm de diámetro.



El arbusto presenta floraciones espectaculares, es muy generoso. Una vez establecido, siempre tiene alguna flor abierta.

Es el principio...seguimos.

Fotos: Hawai, primavera de 2006 y 2007.

6 comentarios:

El jardí del Pep dijo...

Suspendo unos segundos el estudio del domicilio y de las funciones del Registro Civil para felicitarte por haberte animado con esto del Blog.
Lo único que nos faltará ahora es crear una asociación de amigos de las rosas que tutele nuestros intereses de aficionados de una manera distinta a como se hace actualmente - presuponiendo que tal comportamiento por parte de la asociación oficial de promoción de la rosa a nivel de aficionado exista-.
Después de este rollo, decirte que me encanta tu Leo... espero que sigas, de un modo más o menos regular, deleitándonos con tus comentarios y opiniones personales que sólo la experiencia nos da respecto de nuestras rositas.
Ciao!

Hawai dijo...

Gracias, Josep, eres tan amable como siempre.
Sí, a mí también me gustaría que una asociación tutelara a los aficionados. Sobre todo me interesa por la labor de recopilación de nuestras rosas 'vintage', más conocidas fuera que aquí. Eso da que pensar....

guapuru 17 dijo...

Bienvenidos siempre los textos que acompañan tus rosas, una enseñanza. Leonardo, el maravilloso y florífero Leonardo. Jamás dejará indiferente, su forma, disposición de pétalos, etc.
Que las horas de invierno ayuden a llenar de historia y rosas tu blog.
¡Adelante!

Hawai dijo...

Gracias Guapurú, te mando montones de besos.

Alba dijo...

Precioso, si su aroma es comparable a su color, debe ser todo un placer contemplarlo de cerca.

Un abrazo.

Mariella dijo...

oh que maravilla.... justamente estoy a punto de plantar rosales trepadores... acompañados de dalias y clematides.... seguiré aprendiendo saludos.